FORMAS DE SELLAR Y AISLAR LAS FUGAS DE AIRE

Revisar el sistema de aislamiento térmico de su casa es una de las formas más rápidas y menos costosas de usar un plan global para reducir el desperdicio de energía en su hogar y aprovechar al máximo los dólares destinados al consumo de energía. Un buen sistema de aislamiento incluye una combinación de productos y técnicas de construcción que protegen su casa de la temperatura exterior, sea fría o caliente, evitan las fugas de aire y controlan la humedad. Usted puede aumentar la sensación de comodidad en su casa y a la vez, reducir sus necesidades de calefacción y de aire acondicionado en un 10% con sólo invertir en un aislamiento térmico adecuado y sellando las fugas de aire.

¿DEBO UTILIZAR AISLAMIENTO TÉRMICO EN MI CASA?

La respuesta es probablemente «afirmativa», si las siguientes situaciones aplican a usted:

  • Tiene una casa de muchos años a la cual no se le ha añadido aislamiento térmico. Solamente el 20% de las casas construidas antes de 1980 tienen un buen aislamiento.
  • Siente un frío incómodo en el invierno o mucho calor en el verano. Si añade aislamiento térmico, su casa tendrá una temperatura más uniforme y agradable.
  • Se encuentra construyendo una casa nueva o una ampliación a su casa o va a instalar un techo nuevo o revestimiento exterior.
  • Paga cuentas altas de energía.
  • Le molesta el ruido de afuera. El aislamiento amortigua el sonido.